Llega a Bielorrusia la primera partida de helicópteros de asalto rusos Mi-35

La primera partida de helicópteros de asalto rusos Mi-35 llegó hoy a Bielorrusia, según informó el Ministerio de Defensa

La primera partida de helicópteros de asalto rusos Mi-35 llegó hoy a Bielorrusia, según informó el Ministerio de Defensa de este país, principal aliado de Rusia en la guerra con Ucrania.

«En estos momentos en uno de los aeródromos de las Fuerzas Aéreas las tropas de la defensa antiaérea están descargando la primera partida de helicópteros Mi-35 que serán entregados al Ejército bielorruso», según un comunicado.

Los helicópteros rusos llegaron a su destino tras recorrer más de dos mil kilómetros, añadió la fuente, sin precisar el punto de partida.

La nota explicó que los helicópteros serán pilotados por militares bielorrusos, que completaron los correspondientes cursos en centros de entrenamiento rusos. «Dentro de varias semanas los helicópteros estarán listos después del estudio pormenorizado de sus características técnicas», destacó.

Añadió que el suministro de helicópteros rusos a Bielorrusia responde al plan de modernizar las Fuerzas Armadas de la antigua república soviética.

El presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, habló por primera vez de la futura entrega de los Mi-35 a principios de este año, cuando también adelantó el suministro de aviones de combate rusos Su-30, misiles de crucero Iskander y sistemas antiaéreos S-400.

A principios de agosto Lukashenko aseguró que la mitad de las armas nucleares tácticas rusas prometidas por el Kremlin ya han sido desplegadas en territorio de su país, una medida de disuasión ante la amenaza de la OTAN, según el presidente ruso, Vladímir Putin.

El ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, ha dejado claro que Moscú mantendrá en todo momento el control sobre las ojivas y también se reserva la decisión de su eventual uso.

En declaraciones a la prensa, Lukashenko aseguró hoy que, si los ucranianos no cruzan la frontera, entonces Minsk nunca tomará parte en «la guerra caliente» en el país vecino, ya que los 70.000 soldados bielorrusos no aportarán nada a Moscú, aunque insistió en que seguirá ayudando a Rusia en su campaña militar.-

La razón.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *